Estamos en temporada ciclónica: ¿Tienes la póliza de seguros adecuada para protegerte?

Asegúrate de que tu póliza está en orden

El inicio de la temporada de huracanes, que va del 1ro de junio hasta el 30 de noviembre, es una buena oportunidad para los dueños de casa para revisar sus pólizas de seguro y qué tipo de cobertura tienen para proteger su propiedad.

- Getty Images

¿Estás preparado para huracanes el 2011?

VIDEO:  ¿Estás preparado para huracanes el ... - Univision

Ver videos

Revisa tu contrato e infórmate sobre qué cobertura tienes


TAMPA, Florida - Pese a los grandes adelantos tecnológicos las predicciones meteorológicas pueden traer muchas sorpresas. Pero su contrato de seguros no es impredecible, al contrario, toda la información sobre la cobertura de seguros de vivienda está en la póliza de seguros. Y es allí donde encontrará lo necesario para presentar un reclamo a su aseguradora en caso de sufrir daños, indicó el Insurance Information Institute (III).

Puesto que el estado de Florida ha escapado a los huracanes en las últimas temporadas, tras los múltiples que entraron al estado en 2005, los residentes seguramente han bajado la guardia y muchos desconocen si poseen las coberturas que necesitan.

Además, debido a la crisis económica muchos pueden haber reducido las coberturas o eliminado porciones necesarias en un intento por ahorrar dinero. Este es el momento de hacer un examen de las coberturas que posee para la protección financiera de su familia y la recuperación económica en caso de un desastre.

Video: Preparaciones en Miami-Dade para huracanes

La temporada de huracanes comienza el 1 de junio y dura hasta finales de noviembre. Lea hoy sus pólizas de seguro e implemente estos cinco pasos básicos que se recomienda para evaluar sus seguros y preparación en caso de huracanes y otros desastres similares:

1) Revise la cobertura de sus seguros: Cerciórese que posee cobertura para reconstruir su casa o repararla, así como para reponer sus contenidos. Un error común, especialmente en el actual difícil mercado inmobiliario, es usar el valor de mercado para asegurar la casa, causando que se tenga menos seguro del necesario.

"En algunos casos es posible que cueste mucho más reparar o reconstruir una vivienda existente que construir una nueva, por varias razones, como reconstruir con los nuevos códigos de construcción vigentes que se exigen hoy en día; o porque hay que remover escombros y otros gastos que no existen cuando se construye una vivienda", explicó Elianne E. González, portavoz del I.I.I.

Las casas construidas antes del 2002 en Florida, cuando se adoptaron los nuevos códigos de construcción necesitan que las reparaciones incluyan estas nuevas exigencias, lo que incrementa el costo de reconstrucción o reparación.

Llame a su agente de seguros y pregunte si el límite en su póliza sería suficiente para este tipo de reconstrucción y si es necesario agregar un anexo de gastos adicionales por leyes y ordenanzas.

2) Conozca cuánto sería su deducible en caso de huracanes y tenga un plan para pagar esta porción: Las pérdidas producidas por un huracán, tormenta tropical o vientos causados por estos fenómenos desde la implementación de leyes en 2006, están sujetos a un deducible específico llamado deducible por huracanes (hurricane deductible) que puede variar de póliza a póliza.

Este entra en vigencia cuando el Servicio Nacional de Estudios Climatológicos (National Weather Service) nombra como huracán a una tormenta, advierte de la aproximación de un huracán (hurricane watch) o de la llegada de éste (hurricane warning).

A menos que usted elija otros montos, el deducible de huracanes mínimo típico es de $500 dólares para aquellas propiedades aseguradas por menos de $100 mil dólares y del 2 por ciento de la cobertura para las propiedades aseguradas por más de $100 mil.

El monto de su deducible de huracanes está listado en la "página de declaraciones" de su póliza.

3) Considere comprar seguro de inundaciones: Los daños por inundaciones está cubiertos por una póliza específica de inundaciones que es separada de la del seguro de propiedad, sea usted propietario o inquilino.

Este seguro está disponible a través del programa subsidiado por el gobierno federal conocido como Programa Nacional de Seguro de Inundación o National Flood Insurance Program, y en algunos casos por aseguradoras privadas.

Los daños causados por cualquier inundación inclusive por marejadas causadas por huracanes (Storm surge) no están cubiertos por el seguro estándar de propietarios de viviendas. Algunas aseguradoras lo incluyen para seguros de inquilinos, pero la gran mayoría no lo incluye.

Usted puede revisar el potencial de riesgo de inundación y cuanto costaría una póliza de seguros de inundación para su vivienda con la herramienta disponible en el sitio FloodSmart.gov.

4) Tenga un inventario de sus pertenencias y revise que está actualizado: Si adquirió nuevas cosas para su casa, o hace mucho que no toma fotos del interior, su inventario no estará al día.

El mejor inventario es aquel en el que junto con el nombre de las cosas que tiene en su casa anota cuánto le costó y cuando lo compró. También es buena idea archivar facturas o fotos digitales. Esto le ayudará a ver si tiene suficiente cobertura para reemplazar todas sus cosas y dará documentos de respaldo para presentar una reclamación a su aseguradora.

El I.I.I tiene un programa computarizado gratuito disponible en línea para hacer inventarios en KnowYourStuff.org. Puesto que se archiva en línea y está protegido con cuenta y contraseña que solo usted conocerá, podrá acceder a éste desde cualquier lugar y momento que usted lo necesite.

5) Tenga la información de sus seguros, aseguradora y agente, a la mano: Conozca cómo entrar en contacto con su agente o aseguradora en caso de una emergencia o reclamación.

Guarde a mano el teléfono, dirección correos electrónico, dirección regular de su agente y de su aseguradora, así como los números de pólizas de seguros que pueda necesitar en caso de evacuar su vivienda o que esta sufra daños totales y necesite desalojarla indefinidamente.