Refuerza tu casa en cinco pasos

Refuerza tu casa en 5 pasos

Cualquiera sea el pronóstico que se haga sobre las temporadas de huracanes, siempre hay que estar preparado.

- Getty Images

Prepárate lo mejor que puedas

Cualquiera sea el pronóstico que se haga sobre las temporadas de huracanes, siempre hay que estar preparado, aunque sea para pasar un huracán o tormenta tropical de la intensidad que sean.

Es hora de que comiences a prepararte. Prevenir puede costarte alrededor de $4 mil. Lamentar... mucho, mucho más.

Para estar alertas

Cada año los pronósticos vaticinan una serie de tormentas tropicales con posibilidades de convertirse en huracanes de diversas categorías. Esto no significa que todos afectarán la zona donde vives, pero de igual manera debes preparate para un desastre de este tipo y sus consecuencias.

Por ello, el Instituto de Información de Seguros (Insurance Information Institute) ofrece cada año una serie de consejos elaborados por expertos en la materia, para que las familias sigan y aseguren sus pertenencias y salven sus vidas.

Cinco pasos para reforzar la casa

"La precaución más importante que puedes tomar para reducir los daños de tu propiedad es proteger todas las aperturas que puedan permitir la entrada del viento y el agua a tu casa", sintetizó el doctor Tim Reinhold, director de Ingeniería y vicepresidente del IBHS (Institute for business & Home Safety).

Reinhol sintetizó cinco pasos para reforzar la vivienda y prepararla para resistir los vientos huracanados y el agua.

Cubre todas las aperturas: Las ventanas y puertas son puntos claves que pueden permitir la entrada del agua y el viento en tu casas. Por lo tanto es cr[itico que est[en debidamente cubiertas con paneles de protección o shutters. Estos paneles deben tener las calificaciones contra impacto mínimas requeridas (incluyendo los requisitos de presión de viento o de proyectiles grandes) por los protocolos de cada ciudad.

Protege las ventilaciones del techo y los aleros: Éstos pueden ser puntos de entrada de viento y agua en tu techo o ático. Las coberturas que suelen traer no están diseñadas para resistir la fuerte entrada de lluvia o vientos durante un huracán.

Instala, entonces, paneles de protección como si fueran ventanas, de modo que puedas mantener el ático y la zona aislante del techo libre de agua o humedad. Considera hacer previamente una instalación de los tornillos y anclajes que usarás para colocar los paneles, lo que te ahorrará tiempo y esfuerzo en la colocación cuando se acerque una tormenta.

Reemplaza y asegura las tejas o laminado del techo que estén sueltas: Las tejas y el laminado de su techo son cruciales a la hora de proteger la integridad de su techo y casa. Reemplaza las rotas y usa cemento para pegar las sueltas. Este cemento o amalgama especial suele estar disponible en la mayoría de las ferreterías.

Sella las aperturas, huecos y las ranuras en las paredes: El agua puede penetrar en tu casa de muchos modos, especialmente cuando es forzada por el viento de un huracán y viaja casi horizontalmente. Usa cemento o sellador para rellenar aperturas, huecos o ranuras, especialmente alrededor de los puntos de entrada del cableado a la casa, como los cables del teléfono, conexiones de televisión por cable o electricidad.

Refuerza todas las puertas: Cualquier área que sirva de acceso a la casa puede ser un punto problemático potencial. Instale en su garaje puertas resistentes a impactos, las cuales están fabricadas con el doble de barras de acero que las regulares y están afianzadas en rieles de mayor resistencia.

Las puertas de entrada a la casa, especialmente las que son dobles y aquellas conocidas como puertas de modelo francés (French doors) deben estar ancladas con cerraduras reforzadas tanto al techo como al suelo con herrajes de al menos una pulgada de longitud. Las puertas que se abren hacia afuera de la casa son mejores que las que abren hacia adentro.

”Si haces las mejoras de esta lista podrías gastar $4,000 o más, y tu casa será más resistente y segura”, indicó Jeanne Salvatore, vicepresidente de asuntos para el consumidor y portavoz del I.I.I. “Pero si no te tomas el tiempo de hacer estas mejoras y sufre daños por una tormenta de gran categoría, podrías terminar pagando un monto mucho mayor, como el alto deducible de su seguro, antes de que la cobertura del mismo entre en efecto. En comparación, estos $4 mil podrían resultar un buen negocio”.

Si estás haciendo remodelaciones o colocando un nuevo techo en tu casa, también puedes incrementar las defensas del mismo asegurándote de que está debidamente anclado a las vigas con herrajes resistentes y que los materiales utilizados están calificados para soportar vientos de alta potencia y velocidad.