Viaje de venezolanos para votar a Nueva Orleans es cuestión de fe

Los venezolanos están esperanzados de un cambio

Los venezolanos con esperanza de un cambio

Los venezolanos con esperanza de un cambio

Por segunda vez en 6 meses se suben a un autobús para viajar unas 860 millas para emit...

Por segunda vez en 6 meses se suben a un autobús para viajar unas 860 millas para emit...

Temp. Season 2012 | 04/13/13 | 05:28  | TV-G
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Por segunda vez en 6 meses se suben a un autobús para viajar unas 860 millas para emitir su voto.
04/13/13 | 05:28 Disponible hasta 04/13/13
Univision

MIAMI, Florida - Ni lluvia ni nubes frenaron el espíritu patriótico de los venezolanos del Sur de la Florida que tuvieron que soportar un par de tormentas el sábado antes de montarse en los buses que los llevan a votar en Nueva Orleans.

Por segundo año consecutivo la concentración de venezolanos más cuantiosa en el extranjero, la de Miami, se enfrentó con la decisión de tener que viajar a otro estado para sufragar en las elecciones presidenciales de su país. Cuando Hugo Chávez vivía en el 2011 se encargó de cerrar el consulado de Miami, el sitió asignado para estos venezolanos vota en el extranjero.

Un total de 31 buses se estacionaron en el parque J.C. Bermúdez del Doral para llevar a más de 1,700 de venezolanos inscritos para votar a Nueva Orleans, el sitio del consulado más cercano.

Para muchos se trata de un acto de fe, como el de Yolanda Medina, de la Mesa de Unidad Democrática.

“Esto nunca se ha visto en la historia de Venezuela”,  dijo Medina mientras que aguantaba un afiche político con la imagen de la Virgen de Coromoto. “Me salen las lágrimas de emoción de ver a mis compatriotas acudiendo por diferentes vías a votar”.

El recorrido de ida y vuelta es de más de 1,700 millas. La mayoría de los buses salieron alrededor del mediodía el sábado y se espera que lleguen alrededor de las 7 a.m. a Nueva Orleans para votar e inmediatamente regresar.

Con solo seis semanas para prepararse los grupos cívicos y empresas privadas en la Florida se organizaron para recaudar dinero para estos viajes. Algunos viajantes pagaron el pasaje de $75, mientras que otros se dependieron de las donaciones hechas por estas instituciones para poder viajar de gratis.

“Yo lo boto con mi voto”, gritaba Betty Vargas, una mujer que esperaba montar uno de los buses usando amuletas.

Muchos temen que el proceso electoral no es fiable debido al llamado ‘ventajismo’, la práctica de ambos partidos de usar medios públicos para beneficiar sus respectivas campañas. Otros temen que desde el 2007 las elecciones en Venezuela no han tenido observadores internacionales, cuestionando el funcionamiento del Comité Nacional Electoral.

Vargas, que al igual de Medina, cuenta con la que la fuerza divina efectue un cambio en su país, y por eso sale a votar.

“Mi madre tierra me necesita; tenemos que sacarla del basurero, donde se encuentra”, dijo Vargas.

Por eso ambas simpatizantes de Capriles ponen su fe en un poder divino, y en sus votos.

Video: Crece el culto a Hugo Chávez

Desde que cerró el consulado de Miami, los venezolanos residentes del sureste de EE.UU., incluyendo Carolina del Norte y Sur y Georgia, han tenido que trasladarse a Louisiana para votar en las elecciones de su país.

Arlena Amaro y el equipo de Univision 23 viajan en uno de estos buses para traerte la más reciente información.