Reporte indica que Casey Anthony lleva consigo un recuerdo de su hija

Casey Anthony

Casey Anthony, juzgada hace un año por la muerte de su hija, dijo que ella tenía razón y que no es culpable de la muerte de su hija.

- Getty Images

Casey Anthony espera su salida de la cárcel

FOTOS:  Comunidad sigue al tanto de Casey Anthony

Ver fotos
NASA cierra capítulo histórico con el despegue del Atlantis

FOTOS:  Las 20 historias más impactantes del 2011

Ver fotos

MIAMI, Florida - Un año después que un jurado declarara a Casey Anthony no culpable de matar a su hija, un nuevo reportaje revela la manera en que ella la está recordando, y aparentemente no va a tono con sus actitudes previas hacia su pérdida en el 2008.

Su madre Cindy, con quien Casey se ha reconciliado después de tener una tensa relación, le regaló un collar que contiene cenizas de su hija fallecida Caylee.

De acuerdo a un reportaje en la edición digital de People varias fuentes cercanas a ambas mujeres dijeron que Cindy Anthony tiene una cadena idéntica. Una fuente no identificada le dijo a la revista "Casey me dijo que esa es la manera en que las mujeres Anthony permanecerán juntas para siempre".

Anthony insiste que ella no mató a su hija Caylee, que tenía dos años cuando desapareció, y recalcó esto en una entrevista exclusiva con Piers Morgan de CNN, una de las pocas veces que ha aparecido públicamente desde que fue absuelta del cargo de asesinato en el 2011.

Ella mantiene que ha sido mal entendida por el público, y ha vivido en la obscuridad desde entonces.

El 5 de julio marca el primer aniversario en que Anthony fue hallada no culpable en el juicio que recibió atención nacional

Ahora José Baez, el abogado defensor de Anthony publicó un libro sobre el caso, y le confesó a la prensa que durante el caso consideraron hacer una declaración negociada de culpable de un menor cargo para evitar que Anthony fuera condenada a cadena perpetua, pero dijo que su clienta estaba tan convencida de su inocencia, que decidieron no hacerlo.

Baez también le contó a la cadena ABC que el mismo día que su hija desapareció alguien en la casa hico una búsqueda por Internet de suicidio.

A propósito del caso, en el cual Anthony se tardó más de un mes en informar la policía de que su hija estaba desaparecida, este da nombre a una nueva ley en la Florida que entró en vigencia el mes pasado que amplia de uno a cinco años la pena por mentir en casos de la desaparición de un menor.

Aunque el paradero de Anthony no es cierto, se conoce que permanece en la Florida, debido a su estatus probatorio por un caso no relacionado de fraude de cheques. Algunos medios han especulado que está viviendo en West Palm Beach, Florida.