El vigilante que mató a Trayvon Martin hace su primera declaración pública

George Zimmerman se quedó hoy sin abogados

George Zimmerman se quedó hoy sin abogados

George Zimmerman se quedó hoy sin abogados

Sus defensores no saben dónde está y critican que haya Zimmerman hayan contactado por...

Sus defensores no saben dónde está y critican que haya Zimmerman hayan contactado por...

Temp. Season 2012 | 04/10/12 | 02:14  | TV-G
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Sus defensores no saben dónde está y critican que haya Zimmerman hayan contactado por su cuenta a los fiscales sin contar con ellos.
04/10/12 | 02:14 Disponible hasta 04/10/12
Univision

MIAMI, Florida - El vigilante George Zimmerman, quien mató al adolescente negro Trayvon Martin el pasado 26 de febrero, ha hecho su primera declaración pública, a través de una página web, tras el suceso que desató una ola de protestas en Estados Unidos por su mantenimiento en libertad y sus supuestos prejuicios raciales.

Zimmerman, vigilante voluntario de una comunidad de vecinos de Sanford (Florida), reveló hoy una página web, cuyo único propósito, según explica en ella, es asegurar que quienes lo apoyan reciben toda su atención "sin intermediarios".

Sus abogados confirmaron el martes que, efectivamente, Zimmerman es el responsable de la web TheRealGeorgeZimmerman.com, en la que éste ofrece un número de cuenta para recibir donaciones con las que pagar sus gastos diarios y su defensa legal.

En la web explica muy brevemente: "El domingo 26 de febrero me vi envuelto en un acontecimiento de los que cambian la vida (de una persona) y que me convirtió en objetivo de una intensa cobertura mediática".

"Me he visto forzado a dejar mi casa, mi escuela, mi trabajo, mi familia y, en última instancia, mi vida entera", relata Zimmerman en esta escueta web, que mantiene como fondo de pantalla una ondeante bandera estadounidense.

Tras presentarse como "el verdadero George Zimmerman", explica también que ha tenido noticia de que hay gente y organizaciones que han empezado a recaudar fondos en su nombre a través de distintas páginas web.

"No puedo dar fe de la legitimidad de esos otros sitios web, ya que no he recibido ninguno de los fondos recaudados, que se suponen destinados al apoyo de mi familia y de mí en este trágico y difícil momento", explica.

Por ello "he creado una cuenta Paypal (sistema de pagos por Internet) que sólo está ligado a esta página, ya que me gustaría ofrecerles una vía para agradecer personalmente a quienes me apoyan y asegurar que cualquier dinero que se entregue será utilizado sólo para gastos diarios y defensa legal".

"Yo mantendré personalmente la responsabilidad de todos los fondos recibidos. Les aseguro que toda donación es apreciada", concluye Zimmerman, que incluye en su web la cita de Edmund Burke: "Lo único necesario para que el mal triunfe es que los hombres buenos no hagan nada".

El hombre, que no desvela dónde se encuentra, también explica que no se le permite hacer comentarios sobre lo sucedido mientras las autoridades continúan con la investigación del hecho, y se limita a decir que con el tiempo se conocerán los detalles de lo ocurrido.

"Una vez más, agradezco a mis amigos su paciencia y les aseguro que los hechos terminarán saliendo a la luz", concluye Zimmerman en sus escasas alusiones directas a lo ocurrido el pasado 26 de febrero.

Ese día reconoció haber disparado y matado a Trayvon Martin, quien caminaba por la comunidad de vecinos por la noche, con la capucha de la sudadera puesta, cuando volvía de comprar unos caramelos y un té helado. Previamente Zimmerman llamó a la Policía para advertir de la presencia de alguien sospechoso.

A falta de testigos o pruebas que contradigan su versión, Zimmerman permanece en libertad porque alegó defensa propia, lo que ha generado una ola de protestas a nivel nacional contra la ley que ampara a quienes usan el uso de la fuerza letal para defenderse de una amenaza, incluso aunque haya opción de huir de una forma segura. EFE