La nadadora Diana Nyad abandonó su tercer intento de cruzar el Estrecho de Florida

Diana Nyad en su tercer intento de cruzar Estrecho de Florida

La nadadora Diana Nyad, de 62 años, abandonó su tercer intento por cruzar a nado el estrecho entre Cuba y Florida, repleto de tiburones, donde fue picada por carabelas portuguesas, unos peligrosos organismos marinos similares a las medusas.

- Getty Images

Nadadora Diana Nyad: 165 kilómetros entre Cuba y Cayo Hueso

VIDEO:  Nadadora Diana Nyad: 165 kilómetros ... - KAKW

Ver videos
Estadounidense dice no tratará más de nadar de Cuba a Florida

FOTOS:  Estadounidense abortó misión

Ver fotos

La tercera no fue la vencida


MIAMI, Florida - La nadadora estadounidense Diana Nyad, de 62 años, abandonó el domingo su tercer intento por cruzar a nado el estrecho entre Cuba y Florida, repleto de tiburones, donde fue picada dos veces por carabelas portuguesas, unos peligrosos organismos marinos similares a las medusas.

"Después de 40 horas nadando y la picadura de dos carabelas portuguesas, Diana puso fin a su nado a las 11 a.m. locales (15:00 GMT)", escribió la atleta de resistencia en su blog oficial.

Nyad trataba de ser la primera persona en nadar el Estrecho de Florida sin una jaula antitiburones, pero desistió en su intento con la segunda picadura de una carabela portuguesa y tras haber cubierto dos terceras partes de los 103 millas (166 kilómetros) del trayecto.

"El equipo médico dijo que no debería pasar otras dos noches en el agua y arriesgarme a recibir más picaduras de las carabelas portuguesas, que podrían tener un efecto acumulativo a largo plazo en mi cuerpo", explicó la mujer desde el agua antes de subir a la embarcación que la escoltaba, tal como escribió su equipo en su página de internet, DianaNyad.com.

"Pero para todos nosotros, ¿no es la vida determinar tu propia línea de llegada?", añadió. "Este viaje siempre ha sido sobre alcanzar tu propia otra orilla, no importa la que sea, y ese sueño continúa".

Los portavoces de su equipo no respondieron a los llamados de la Agence France Presse para saber cuándo llegarán al puerto de Florida.

Nyad se lanzó el viernes en la tarde al mar en su tercer intento de cruzar las 103 millas (166 kilómetros) que separan a La Habana de Cayo Hueso (extremo sur de Florida), mes y medio después de fracasar en su sueño de mostrar que es posible hacerlo a su edad y, además, aprovechar para acercar su país a Cuba.

En la mañana del domingo, antes de su abandono, su equipo había indicado que Nyad estaba debilitada a causa de una serie de picaduras de medusas tras empezar su viaje y que había recibido tratamiento antes de reiniciar su marcha.

Para realizar su récord, Nyad contó, al igual que en la vez anterior, con un equipo formado por cinco yates y cuatro kayak, integrado por una treintena de personas, entre ellas varios buzos expertos en tiburones, pues los dispositivos electrónicos que usa durante el viaje no repelen a todas las especies de esos depredadores.

La nadadora, cuyo récord a mar abierto data de 1979, cuando nadó 102 millas (165 kilómetros) entre Bimini (Bahamas) y Cayo Hueso (Florida), enfrentó una vez más las fuertes corrientes del Golfo de México y los riesgos de sufrir deshidratación, hipotermia, ataques de asma o momentos de desorientación.

Nyad intentó cruzar por primera vez el Estrecho de Florida en 1978, pero también desistió debido al mal tiempo luego de 42 horas en el mar, y otra vez el mes pasado, cuando abandonó por diversos problemas tras recorrer la mitad del trayecto en unas 29 horas.