Niño de 12 años podría cumplir cadena perpetua por matar a su hermano menor

Christian Fernandez

Christian Fernández fue acusado por la muerte de su hermano de dos años.

- Jacksonville Police Department

JACKSONVILLE, Florida - Un jovencito de Florida podría ir a la cárcel por el resto de su vida por supuestamente haber matado a golpes a su medio hermano de dos años mientras cuidaba de él en marzo.

La semana pasada Cristian Fernández fue acusado por asesinato en primer grado, la primera vez que una persona tan joven recibe estos cargos en Jacksonville, Florida. De ser condenado, Fernández podría pasar el resto de su vida en la cárcel sin derecho a libertad condicional.

“Es preocupante, pero cuando uno tiene que equilibrar la seguridad de otros niños en el hogar y en la comunidad, no es tan preocupante", dijo la fiscal estatal Angela Corey , según reportó The Florida Times-Union.

Los fuertes cargos reflejan la brutal golpiza que recibió David Galarriago en su casa de Jacksonville. El reporte de la policía indicó que el bebé fue llevado al hospital el 14 de marzo tras ser agredido por su hermano mayo. Dos días después Galarriago murió de una fractura de cráneo que le causó una hemorragia en el cerebro.

Según el informe del arresto, el joven se encontraba con su hermanito mientras su madre, Biannela Susana, estaba fuera. Cuando ella llegó encontró el niño inconsciente y tardó dos horas buscar ayuda mientras limpiaba la sangre y le ponía hielo en la cabeza.

Los médicos afirman que si David hubiera recibido atención inmediatamente hubiera sobrevivido.

Biannela Susana, de 25 años, también enfrenta cargos por supuestamente haber intentado ocultar la golpiza. Al principio la mujer dijo a la policía que se encontraba en la casa y luego confesó que el niño se había caído de la cama.

Se supo que en enero Fernández le fracturó una pierna al menor por ello las autoridades decidieron considerarlo como un adulto. Si le fuera impuesta una condena juvenil saldría de la cárcel a los 21.

"Tenemos que proteger a la sociedad de este hombre joven. Aplicar esta pena a un niño de 12 años es muy triste, pero es el único mecanismo legal que tenemos para proteger a la comunidad", afirmó la acusación, que pidió que se lo tratara como a un adulto. "La población tiene derecho a estar protegida de él".

El abogado de Fernández dice que su cliente es una “víctima”.  El acusado nació cuando Biannela Susana tenía 12 años y ambos fueron a parar en una casa de cuidados para menores ya que su abuela era drogadicta.

A esto se suma el abuso a Fernández por parte de su padrastro, quien se suicidó en frente del niño en el 2010.