• Fotos del caso de abuso Barahona
  • Fotos del caso de abuso Barahona
  • Fotos del caso de abuso Barahona
  • Fotos de la casa Barahona
  • Fotos de la casa Barahona
  • Fotos revelan presunto abuso en casa Barahona
  • Fotos revelan presunto abuso en casa Barahona
  • Fotos de la casa Barahona
  • Fotos de la casa Barahona
  • Fotos de la casa Barahona
  • Fotos de la casa Barahona
  • Fotos de la casa Barahona
  • Fotos de la casa Barahona
  • Fotos de la casa Barahona
  • Fotos de la casa Barahona
  • Fotos de la casa Barahona
  • Fotos revelan presunto abuso en casa Barahona
  • Fotos de la casa Barahona
  • Fotos de la casa Barahona
  • Fotos del caso de abuso Barahona
  • Fotos de la casa Barahona
  • Fotos revelan presunto abuso en casa Barahona
  • Caso de abuso Barahona
  • Caso de abuso Barahona
  • Fotos del caso de abuso Barahona
  • Fotos del caso de abuso Barahona
  • Fotos del caso de abuso Barahona
  • Fotos del caso de abuso Barahona
  • Sospechoso de abuso infantil
  • Próximo álbum

Fotos podrían revelar un infierno de abuso para dos niños de Florida

El 14 de febrero de 2011 la policía halló el cadáver de Nubia Barahona, de 10 años, atado y rociado con químicos nocivos en una camioneta estacionado a la largo de la Autopista I-95, al norte de Miami.
Jorge Barahona, el padre adoptivo de Nubia, se encontraba moribundo en el interior de la camioneta, con el hermano gemelo de la niña, dormido en sus piernas.
El cadáver de ella fue hallado amarrado en una bolsa plástica, pero la causa de muerte no fue los pesticidas que tenía rociados encima sino una brutal golpiza que había recibido tres días antes.
Las autoridades de Florida revelaron que Jorge Barahona supuestamente causó la muerte de su hija adoptiva cuando éste la sacó del baño por la fuerza y la golpeó brutalmente hasta matarla, el 11 de febrero de 2011. Después fue que él la puso en su camioneta.
El caso desató una serie de reportes hechos públicos por la policía y el departamento de bienestar a los niños (DCF) que revelaron un infierno de abuso vivido por la niña.
En marzo de 2010 Carmen Barahona, la esposa de Jorge, fue arrestada en su casa localizada en el área de Westchester.
Jorge Barahona, quien encara múltiples cargos de abuso, negligencia y asesinato, está bajo observación por peligro de que quiera quitarse la vida en la cárcel.
La casa de los Barahona en Miami fue clausurada y considerada por la policía como escena de crimen. Estas siguientes fotos fueron diseminadas por la fiscalía estatal en octubre de 2011.
Varias puertas de la casa tenían cerraduras y pestillos de varios tipos, incluyendo esta tranca colocada en la puerta principal de la casa, para impedir que los niños huyeran del inmueble.
La nieta de los Barahona, una niña de seis años, le contó a las autoridades que había visto sus hermanitos adoptivos encerrados y llorando en la casa. La niña habló expresando miedo por represalias de los adultos en su familia.
Los vecinos entrevistados por Noticias Univision 23, en Miami, no se imaginaban lo que pudiera estar pasando en el interior de la residencia, localizada en la 11501 SW 47 Terrace, Westchester, Florida.
Irónicamente había varias imágenes religiosas por la casa, incluyendo una de la virgen y un letrero en inglés que dice "Con Dios todo es posible".
Medicinas de alergia, cinta adhesiva, antibióticos, soga y aceite para bebes están entre los artículos colectados como evidencia en el caso.
La policía dice que la niña Nubia Barahona y su hermano gemelo Víctor se pasaban horas parados, con las manos y pies atados con cinta adhesiva en una bañadera de la casa. Esta pudiera ser la bañadera en cuestión.
Los niños tenían que hacer sus necesidades como podían en estas condiciones, de acuerdo a la policía. Es evidente que esta bañadera no ha sido limpiada en largo rato.
Contenedores de alimentos abiertos y zapatos fueron hallados en esta cesta que aparentemente se usaba para tirar basura.
Entre los problemas reportados por testigos a las autoridades es que los niños aparentaban estar malnutridos.
En el reporte de la policía los niños fueron "repetidamente golpeados, torturados a sabiendas, maliciosamente castigados e ilegalmente enjaulados" en el hogar. Esta cinta fue puesta en una puerta de corredera.
Este reguero fue hallado en lo que aparenta ser la cama de una niña.
Por lo general la mayoría de las fotos muestran cuartos sucios y desordenados.
La muerte de la niña presuntamente ocurrió el 11 de febrero, del 2011, presuntamente cuando fue golpeadoa en uno de los dormitorios de la casa. En este cuarto también hay una iconografía de Jesus Cristo en la pared. Tres días después fue hallada al lado de la autopista.
Algunas puertas en la casa aparecieron modificadas o tapadas con cinta adhesiva de algún tipo.
Esta otra cama infantil también fue hallada desordenada por la policía.
La policía alega que este cuarto de lavandería es uno de los sitios donde los niños eran encerrados como castigo "time-out".
A simple vista la cocina aparentaba estar más ordenada que otros cuartos en la residencia.
En aquellos momentos los Barahona estaban cuidando de dos nietos biológicos en su casa también.
Aquí aparece Carmen Barahona en corte. "Nubia se orinó y no tenía ropa limpia, cuando le dije que iba a llamar a Carmen, se puso histérica", le relató la abogada Christy Lopez-Acevedo Cuando, refiriéndose a una queja de una de las maestras de la niña al estado. "La maestra le preguntó a que temía; ella le dijo 'Mamá me va a pegar con una chancleta en la planta de los pies' ".
La hija natural de los Barahona pidió custodia de su propia hija natural, que cuidaban los abuelos.
El caso se convirtió en el más reciente escándalo para la agencia de bienestar de niños DCF (Department of Children and Families) en la Florida.
A solo unos días anteriores del hallazgo alguien llamó al estado para protestar que los niños tenían hambre, estaban sucios y tenían moretones, pero los niños permanecieron en custodia de la pareja a pesar de esto.
En varios sitios la policía marcó los sitios donde hallaron sangre.
Sabanas y otros artículos esangrentados pudieran ser usados como evidencia en contra de la pareja, además de testimonio de personas que denunciaron las señales de abuso con antelación a la tragedia.
Camisas infantiles manchadas de sangre también fueron confiscadas por agentes de la policía.
Evidencia como esta pudiera esclarecer los detalles del macabro final que tuvo la vida de Nubia.
Los colchones de la casa estaban sucios de lo que parece ser fluidos corporales.
En septiembre del 2011, entraron trabajadores para limpiar la residencia de los Barahona que permanece abandonada. Los vecinos se quejaron del mal olor y el abandono en la propiedad.
En octubre de 2011 esta calle de Southwest Miami-Dade fue dedicada a la memoria de Nubia Barahona, y para concientizar al público del abuso infantil.
Barahona y su esposa siguen esperando en la cárcel para ser enjuiciados por asesinato en primer grado y cargos de abuso infantil.

La Fiscalía de Florida a cargo del caso contra la familia Barahona reveló fotos tomadas en la casa de Jorge y Carmen Barahona, que usarán como pruebas en el caso de asesinato de su hija adoptiva.

Próximos álbumes

"Ocupación" de Wall Street lllegó a Miami

Con esto tendrás un viaje en carretera perfecto

Noticias 23 en tu barrio: Coral Gables

¡Échale un ojo a lo más "hot" del Ultra Fest!

Disfruta más imágenes
a tu izquierda