Carlos Giménez se convirtió en el nuevo alcalde de Miami-Dade; venció a Julio Robaina

Carlos Giménez, nuevo alcalde de Miami-Dade

Carlos Giménez, nuevo alcalde de Mia...

Carlos Giménez, nuevo alcalde de Mia...

Los electores de Miami-Dade favorecieron con un estrecho margen al ex comisionado Carlo...

Los electores de Miami-Dade favorecieron con un estrecho margen al ex comisionado Carlo...

Temp. Season 2010 | 00:27  | TV-Y
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Los electores de Miami-Dade favorecieron con un estrecho margen al ex comisionado Carlos Giménez, para el puesto de alcalde. Giménez venció con el 51.1% de los votos a su rival electoral, el ex alcalde de Hialeah, Julio Robaina, quien obtuvo el 48.9%.
06/28/11 | 00:27
Univision


MIAMI, Florida - La atención al presupuesto, la organización del gobierno y el futuro del Condado, estarán entre las primeras preocupaciones del ex comisionado Carlos Giménez, luego de ser electo nuevo alcalde de Miami-Dade este martes en una reñida votación contra el ex alcalde de Hialeah Julio Robaina.

Giménez, quien hizo sus primeras declaraciones públicas por los micrófonos de WQBA 1140 AM, de Univisión Radio, reconoció la difícil tarea que tiene por delante, pero dijo sentirse optimista y con la seguridad de no defraudar el apoyo de los votantes que lo eligieron para el cargo.

Por su parte, el ex alcalde Hialeah, Julio Robaina reconoció la victoria de su contrincante sobre las 9:30pm, y declaró que, aún cuando faltaban votos por contabilizar, la ventaja de Giménez era insuperable para completar sus aspiraciones a la alcaldía del Condado.

Una dura batalla

La novela política que comenzó en septiembre de 2010 con una recolección de firmas sin precedentes para destituir al entonces alcalde de Miami-Dade, Carlos Alvarez, tuvo su desenlace final el martes cuando los electores del sur de Florida decidieron quién ocupará su puesto entre el ex comisionado Carlos Giménez y el ex alcalde de Hialeah Julio Robaina.

La acalorada contienda electoral, que fue protagonizada por una campaña de insultos personales, anuncios publicitarios irritantes y calumnias por parte de ambos candidatos, se espera que concluya con una jornada de pocos votantes en las urnas.

Por eso, tanto Giménez como Robaina, el martes salieron a sufragar bien temprano para hacerle un llamado a los electores del condado que fueran ejercer su derecho. Los dos candidatos a la alcaldía de Miami-Dade son de origen cubanoamericano y son reconocidas figuras del Partido Republicano en el sur de Florida.

"Salgan a votar", dijo Giménez en declaraciones a El Nuevo Herald. "Voten según su conciencia, pero vayan a votar", enfatizó el ex comisionado condal quien según las más recientes encuestas se perfila como el favorito para salir victorioso en la jornada del martes.

Robaina, su rival político, compartió el mismo punto de vista: "Si los votantes van y votan, podremos darle un nuevo rumbo al Condado", manifestó el ex alcalde de Hialeah al Herald. "Estamos trabajando para ganar todos los votos. Esta elección va a ser muy reñida".

El impacto de los votantes

El analista Dario Moreno, quien trabaja como profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Internacional de Florida  (FIU), comentó esta mañana en la WQBA 1140 AM que la baja asistencia electoral que habrá en las urnas es el resultado de lo negativa que ha sido la contienda electoral, además del hecho de que los comicios se celebran en una fecha atípica para el sur de Florida.

Hasta el lunes, apenas 10 por ciento de los 1.2 millones de electores había emitido su voto de manera adelantada. La cifras refleja un aumento del 12 por ciento de participación en la elección anticipada de esta segunda vuelta culminada el sábado en comparación a la primera vuelta de mayo pasado.

"Casi 40 mil personas votaron en forma adelantada y otros 80 mil lo hicieron mediante boletas ausentes", indicó Moreno en entrevista con el periodista Oscar Haza. "Estos números sobrepasan a los números de marzo, y creemos que lo mismo va a suceder con los que voten hoy".

"Ambos candidatos, Carlos Giménez y Julio Robaina, quieren el cambio; los votantes decidirán cual de los dos está más calificado para llevar a cabo la tarea", continuó el reconocido académico.

Moreno afirmó que lo primero que deberá hacer el nuevo alcalde de Miami-Dade será recortar los gastos condales sin aumentar los impuestos. Citó como ejemplo el hecho de que el estado de Florida tenía 25 agencias de servicio, mientras que el Condado de Miami-Dade contaba con más de 60.

"Cada agencia cuenta con un director, cuyo salario excede los $100 mil dólares", señaló Moreno al insistir en la necesidad de recortar los gastos condales.

Una encuesta elaborada por la firma Bendixen & Amandi, comisionada por los diarios The Miami Herald y El Nuevo Herald, reveló que el 50 por ciento prefiere a Giménez y el 39 por ciento a Robaina.

Moreno subrayó que estimaba que la encuesta de Bedixen/Amandi, que colocó a Giménez como el posible ganador de la contienda electoral contra Robaina, era un sondeo acertado. Opinó que el ex comisionado de Miami-Dade saldría vencedor con un margen de seis a once puntos porcentuales en las urnas.

El experto advirtió, sin embargo, que Giménez se favorecería si muchas personas salían a votar, mientras que Robaina sería el mayor beneficiado si la votación era escasa.

La razón de la elección a alcalde

El génesis de la elección para la alcaldía de Miami-Dade tuvo lugar en septiembre del año pasado cuando el empresario multimillonario Norman Braman, empezó una recolección de firmas sin precedentes para destituir al entonces jefe del cabildo condal, Carlos Alvarez.

Braman, quien fue dueño del equipo de fútbol americano Philadelphia Eagles, gastó un millón de dólares de su propio dinero para sacar a Alvarez del puesto, en protesta a alza de los impuestos a la propiedad que aprobó el alcalde y múltiples aumentos salariales a empleados del condado de Miami-Dade.

Alvarez fue removido de su puesto el pasado 18 de marzo, luego de un histórico plebiscito revocatorio realizado tres días antes, en el cual votaron alrededor de 176 mil electores de los cuales sufragaron en un 88 por ciento en contra el entonces alcalde.

La elección especial hizo que con más de 2.5 millones de personas, el condado de Miami-Dade se convirtiera en el área más populosa de Estados Unidos que ha destituido a un funcionario electo.

Luego de la destitución de Alvarez, la Comisión de Miami-Dade tenía (por ley) un plazo de 30 días para nombrar a un reemplazo o convocar a una elección especial. Los funcionarios condales optaron por la segunda alternativa, que se realizó el 24 de mayo y convocó a un grupo de 11 candidatos que aspiraron al puesto.

Pero debido a que ninguno de los contendores acumuló más del 50 por ciento de los votos escrutados, el proceso forzó una segunda vuelta electoral entre los ganadores del primer y segundo lugar: Julio Robaina, quien obtuvo el 34 por ciento de la votación, y Carlos Giménez, quien acumuló el 29 por ciento.

El ganador de la elección condal de este martes ocupará el puesto de alcalde de Miami-Dade hasta noviembre de 2012, cuando los votantes del sur de Florida acudan nuevamente a las urnas para elegir a un alcalde por un periodo completo de cuatro años.