Alista tu vehículo

Uno de los requisitos más importantes a tener en cuenta antes de comprar tu vehículo, en caso de ser un carro usado, consiste en revisar su historial a través del número de identificación del vehículo o VIN. Consulta este servicio que te ofrece el Departamento de Seguridad de Carreteras de la Florida.

Para prevenir un fraude o reclamar en caso de ser víctima de uno, existe la Ley Limón. Visita el sitio de la Florida Consumer para conocer tus derechos de acuerdo a la legislación de la Florida.

Luego viene la obtención del título de propiedad. Aprende todo lo que necesitas para hacerlo visitando el Departamento de Seguridad de Carreteras y Vehículos Motorizados.

Después te hará falta obtener o renovar una placa. Para esto, consulta la información básica sobre qué es un registro y cómo es el procedimiento en el DMV de tu estado.

Si eres residente permanente podrás hacer esto por la Internet, por teléfono, por correo o en persona en la oficina de DMV de tu condado. De lo contrario, tendrás todas estas alternativas, menos la Internet.

Al mismo tiempo, necesitarás obtener un seguro para conducir tu vehículo. El sitio de DMV de la Florida te explica qué tipos de cobertura existen, para qué sirven y cuál te exige la ley de la Florida.

Para todos estos trámites te hará falta completar formularios disponibles para llenar e imprimir del sitio de DMV del estado.

RECUERDA

Antes de comprar un carro, revisa su historial con el número VIN.

Solicita el título de propiedad del vehículo, y al menos una copia para agilizar cualquier trámite.

Obtén la placa y está pendiente de renovarla en la fecha que te corresponde.

Cumple con el seguro mínimo reglamentario de la Florida y no lo dejes expirar nunca.

Familiarízate con los formularios que debes llenar para los distintos trámites.