Dra Maritza: dieta para mamás que lactan

1. ¿Qué recomendaciones nutricionales debe seguir una mujer durante la lactancia?

La lactancia materna a menudo es una experiencia agradable y gratificante para las madres. Una madre lactante debe seguir cuidando de su bebé y de sí misma, de la misma manera como lo hizo durante su embarazo.

En general, las madres lactantes deben obtener sus nutrientes con una dieta bien balanceada y variada y no con suplementos vitamínicos y minerales. Se recomienda consumir cantidades generosas de frutas y verduras, panes y cereales integrales, productos lácteos ricos en calcio y alimentos ricos en proteína (tales como carnes, pescados y legumbres). Se recomienda además asegurarse de obtener la cantidad adecuada de calorías.

Guía nutricional diaria durante la lactancia

Leche, yogur y queso: ingerir por lo menos cuatro porciones.

Carnes, aves, pescados, fríjoles secos, huevos y nueces: ingerir por lo menos tres porciones.

Verduras: ingerir por lo menos de tres a cinco porciones.

Frutas: ingerir de dos a cuatro porciones, escoger dos alimentos ricos en vitamina C y en ácido fólico y un alimento rico en vitamina A.

Pan, cereal, arroz y pasta: ingerir alrededor de seis a once porciones.

Grasas, aceites y dulces: sin restricciones.

Esta es sólo una guía. Es probable que la persona necesite comer más de acuerdo con su talla y nivel de actividad.

Las madres lactantes necesitan un consumo adecuado de líquidos para mantenerse hidratadas. La mayoría de los expertos recomiendan tomar suficiente líquido para calmar la sed. Ocho porciones de 236 ml (8 onzas) o 1.800 ml (64 onzas) de líquidos tales como: agua, leche, jugo o sopa es una buena meta.

Las madres lactantes pueden ingerir con confianza cualquier tipo de alimento que les guste. Es posible que algunos de los alimentos que la madre ingiera le den sabor a la leche materna, pero los bebés casi nunca reaccionan ante esto.

Si se observa en el bebé algún cambio cuando se lo amamanta, después de haber ingerido cierto tipo de alimento, se debe intentar evitar consumir este alimento por un determinado tiempo y luego volverlo a consumir, para verificar si esa es la causa del problema.

2. ¿Qué es síndrome de mala absorción y que lo causa?

Es la dificultad en la digestión o absorción de los nutrientes provenientes de las sustancias alimenticias.

La mala absorción puede ser el resultado de un amplio espectro de enfermedades. Típicamente, puede ser la insuficiencia para absorber azúcares, grasas, proteínas o vitaminas específicas, o puede ser una absorción general insuficiente de alimentos.

Puede ir acompañada de diarrea, hinchazón o cólicos, retraso en el crecimiento, deposiciones frecuentes y voluminosas, debilitamiento muscular y distensión abdominal.

La mala absorción puede afectar el crecimiento y desarrollo o puede conducir a enfermedades específicas. Algunas de las causas de la malabsorción son, entre otras:

Fibrosis quística:(la causa número uno en los Estados Unidos)/

Pancreatitis crónica.

Intolerancia a la lactosa.

Enfermedad celíaca: ( alergia al glúten o trigo).

Intolerancia a la lactoalbúmina bovina (proteína de la leche de vaca)

Intolerancia a la proteína de la leche de soya.

Mala absorción de vitamina B-12 debida a: Parásitos.

3. ¿Qué puede causar dolor o sensibilidad en las mamas (senos)?

El dolor en las mamas puede originarse por muchas causas. Por ejemplo, las fluctuaciones hormonales relacionadas con la menstruación o el embarazo a menudo son responsables de la sensibilidad de las mamas. La presencia de algún grado de inflamación y sensibilidad justo antes del período es normal. La pregunta realmente es qué tan tolerable o intolerable es la molestia para la persona.

Aunque muchas mujeres con dolor en una o en ambas mamas con razón le temen al cáncer de mama, dicho dolor es un síntoma muy poco usual de este tipo de cáncer.

Los hombres en general tienen tejido mamario y si dicho tejido sobresale, se denomina ginecomastia.Como parte normal de su desarrollo, los chicos adolescentes pueden experimentar algo de inflamación y sensibilidad en las mamas y, al igual que la sensibilidad mamaria en las mujeres, esto se debe a cambios hormonales.

La presencia de algún grado de sensibilidad mamaria es normal, causado por fluctuaciones a partir de:

La menstruación.

El embarazo: tiende a ser más común durante el primer trimestre y en el embarazo a temprana edad.

Pubertad tanto en niños como en niñas.

Lactancia.

Aproximación de la menopausia (a menudo, una vez que la persona es posmenopáusica, es decir, que los perídos menstruales han cesado completamente, la sensibilidad mamaria desaparece, a menos que esté tomando terapia de reemplazo hormonal).

Poco después del parto, las mamas pueden estar congestionadas con leche, lo cual puede ser muy doloroso y usualmente está acompañado de inflamación y posiblemente enrojecimiento generalizado.

El tejido mamario fibroquístico es una condición muy común e involucra tumoraciones y protuberancias en todo el tejido mamario que tienden a ser más sensibles justo antes del período menstrual.

Dra. Maritza: prevén el cáncer de cólon

Dra Maritza: testículos que no bajan

Dra. Maritza: niños que no quieren comer

Dra. Maritza: dieta y corazón

Dra. Maritza: espasmos o calambres

Dra. Maritza: mala absorción.