El Arzobispo Thomas Wenski se pronunció con respecto al viaje a Cuba

Arzobispo Thomas Wenski

Arzobispo Thomas Wenski

- Getty Images

Cuba La habana arreglos y vigilancia

FOTOS:  Cuba se prepara para recibir al Papa

Ver fotos

210 personas quieren peregrinar a Cuba

MIAMI, Florida - La Arquidiócesis de Miami anunció que proyectan un peregrinaje a Cuba por la visita del  Santo Padre en marzo y hay más de 200 personas inscritas para visitar la isla en esta ocasión.

El Padre Rumín, párroco de la Ermita de la Caridad, en entrevista con WQBA indicó que 210 personas quieren peregrinar a Cuba coincidiendo con la visita del Papa a la isla.

Durante el peregrinaje, la arquidiócesis planea visitar dos ciudades en Cuba, Santiago y La Habana, para asistir a las dos misas que el Santo Padre celebrará en plazas abiertas.  Además, el Arzobispo Wenski celebrará una misa en la Catedral de La Habana el 27 de marzo para los peregrinos que viajan desde Miami.

"A Jesus por Maria, la Caridad nos une".

Los arreglos del viaje serán manejados por una agencia de viajes autorizada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y todas las regulaciones legales serán obedecidas.  Cómo la visita es por motivo religioso, no es necesario ser cubano o cubano-americano para participar en la peregrinación.

¿Por qué vamos a Cuba? 

Los obispos cubanos ha dicho que el pueblo cubano es uno, no importa dónde estén.  El Papa está viajando a Cuba para honrar a la patrona, la Virgen de la Caridad, durante el año del jubileo del 400 aniversario de su presencia en la Isla.  Viajamos en solidaridad con la iglesia católica en Cuba y en respuesta a su invitación  para compartir este evento histórico.  El Papa viaja a Cuba en peregrinaje de caridad y nosotros vamos a  la isla con el mismo espíritu.  Tal como los obispos cubanos escribieron en la carta pastoral:

"Cuba necesita la alegría de la fe y la Virgen de la Caridad salió a encontrar a sus hijos, para que esos que han estado alejados puedan regresar a Dios; qué esos que se han mantenido firmes en su fe puedan profundizar su compromiso Cristiano; qué todos puedan  sentir el gran amor de Dios para con sus hijos y qué todos podamos crecer en amor y fabricar unidad, sobreponiéndonos e integrándonos con respeto a las diferencias y a las distancias.